Concepto estoico: Akrasia

La incapacidad para actuar de acuerdo con la razón debido a emociones irracionales.

En el artículo de hoy vamos a explicar qué es Akrasia, su significado, las ventajas y desventajas de incluir el significado de este concepto estoico en el día a día, otros conceptos que están relacionados directa o indirectamente con Akrasia y finalmente el origen de este concepto, cómo nace este término.

templo estoico

¿Qué significa Akrasia?

Para los estoicos, la Akrasia es la falta de autocontrol o la debilidad de voluntad que lleva a una persona a actuar en contra de su propio juicio o razón. Es decir, es cuando alguien sabe lo que es correcto o beneficioso, pero no tiene la fortaleza para actuar de acuerdo con ese conocimiento.

Los estoicos creían que la Akrasia era causada por un mal uso de la razón y la falta de entrenamiento en el autocontrol. Consideraban que la virtud consistía en vivir de acuerdo con la razón y que la Akrasia era un obstáculo en el camino hacia la sabiduría y la virtud.

Para los estoicos, superar la Akrasia implicaba practicar el autocontrol, la disciplina y la moderación en todas las áreas de la vida. Por ejemplo, si un estoico se encontraba en una situación tentadora que sabía que no le traería beneficios a largo plazo, como comer en exceso o procrastinar en lugar de trabajar en una tarea importante, recordaría su deber de actuar de acuerdo con la razón y resistiría la tentación.

En resumen, para los estoicos, la Akrasia era un obstáculo en el camino hacia la virtud y la sabiduría, que se superaba a través del autocontrol, la disciplina y la práctica de actuar de acuerdo con la razón en todas las circunstancias.

Origen de Akrasia

La palabra "akrasia" proviene del griego antiguo "ἀκρασία" (akrasía), que se compone de "ἀ-" (a-), que significa "sin" o "falta de", y "κράσις" (krasis), que se traduce como "fuerza" o "poder". En la filosofía griega, especialmente en la obra de Platón y Aristóteles, akrasia se refiere a la falta de control sobre uno mismo, la incapacidad de actuar de acuerdo con la razón o la virtud a pesar de tener conocimiento de lo correcto. En otras palabras, es la debilidad de la voluntad o la incapacidad de resistir impulsos o deseos contrarios a lo que se considera correcto.

A través de la historia de la filosofía, el concepto de akrasia ha sido explorado y debatido por diversos pensadores, influyendo en el desarrollo de la ética y la psicología moral. La reflexión sobre la akrasia ha llevado a cuestionamientos sobre la naturaleza humana, la relación entre la razón y la pasión, y la posibilidad de la autodisciplina y el autocontrol.

Estoicos que aplicaban este concepto

1. Séneca: Séneca, uno de los filósofos estoicos más conocidos, escribió extensamente sobre la akrasia y cómo superarla. A pesar de sus propias luchas internas, Séneca abogaba por la autodisciplina y el autocontrol como medios para superar la akrasia y vivir una vida virtuosa.

2. Epicteto: Epicteto, otro filósofo estoico importante, enfatizaba la importancia de la voluntad y la autodisciplina para superar la akrasia. A través de sus enseñanzas, Epicteto alentaba a sus seguidores a cultivar la fortaleza interior para resistir las tentaciones y actuar de acuerdo con la razón y la virtud.

3. Marco Aurelio: Marco Aurelio, emperador romano y filósofo estoico, también abordó el tema de la akrasia en sus escritos. En sus Meditaciones, Marco Aurelio reflexiona sobre la importancia de mantener la calma y la compostura en todo momento, incluso cuando se enfrenta a la tentación de ceder a los deseos pasajeros.

Estos ejemplos históricos muestran cómo las figuras estoicas han enfrentado la akrasia a lo largo de la historia y han buscado superarla a través de la autodisciplina, la razón y la virtud.

Ventajas de este concepto

¿Cuáles son las ventajas de aplicar Akrasia en nuestro día a día?


  1. Definición: La palabra "akrasia" se refiere a la falta de autocontrol o la incapacidad de actuar de acuerdo con la propia razón o juicio.

  2. Significado: Akrasia es el término filosófico que describe la situación en la que alguien actúa en contra de su propio interés debido a la debilidad de la voluntad.

  3. Concepto: Se utiliza para explicar por qué las personas a menudo hacen cosas que saben que no son buenas para ellos en el largo plazo.

  4. Filosofía: En la filosofía antigua, akrasia se consideraba un problema ético importante, ya que desafiaba la idea de que las personas siempre actúan racionalmente en su propio beneficio.

  5. Contraste: Se contrapone a la idea de "eudaimonia", que es la búsqueda de la felicidad a través de la virtud y el autocontrol.

  6. Psicología: En psicología, akrasia se estudia como un fenómeno relacionado con la procrastinación y la falta de motivación para llevar a cabo ciertas acciones.

  7. Conducta: La akrasia puede manifestarse en comportamientos como la adicción, la impulsividad o la incapacidad para resistir la tentación a corto plazo en detrimento de metas a largo plazo.

  8. Autoconocimiento: Reconocer la presencia de akrasia en uno mismo puede ser el primer paso para trabajar en el fortalecimiento de la fuerza de voluntad y el autocontrol.

  9. Reflexión: El concepto de akrasia invita a reflexionar sobre las motivaciones y conflictos internos que pueden llevar a acciones que van en contra de lo que se considera correcto o beneficioso.

  10. Superación: Entender y abordar la akrasia puede ser fundamental para lograr cambios positivos en la vida personal y profesional, promoviendo una mayor coherencia entre lo que se desea y lo que se hace.

Desventajas de este concepto

¿Cuáles son las desventajas de aplicar Akrasia en nuestro día a día?


  1. Confusión en su significado: La palabra "akrasia" puede resultar desconocida para muchas personas, lo que puede generar confusión al intentar comunicar su significado.

  2. Palabra poco utilizada: Dado que "akrasia" no es una palabra común en el lenguaje cotidiano, su uso puede resultar poco efectivo al intentar transmitir un mensaje de manera clara y concisa.

  3. Posible malentendido: Debido a su rareza, el término "akrasia" puede prestarse a malinterpretaciones o a que se le atribuya un significado incorrecto.

  4. Limitación en el vocabulario: Utilizar constantemente palabras poco comunes como "akrasia" puede limitar la comprensión de nuestro mensaje por parte de otras personas que no estén familiarizadas con ella.

  5. Dificultad para encontrar sinónimos: Debido a su especificidad, puede resultar complicado encontrar sinónimos precisos para "akrasia", lo que limita las opciones al intentar expresar ideas relacionadas con esa noción.

Practica Akrasia con estos pasos sencillos:

A continuación te ofrecemos unos pasos muy sencillos para que en tu día a día puedas empezar a practicar el concepto de Akrasia. Te recomendamos prestar atención a las ventajas y desventajas del uso de esta práctica. Desde Estoicopedia ofrecemos información sobre el Estoicismo, pero no nos hacemos responsables de un uso inadecuado de su potencial. Por eso nuestra labor divulgativa termina con unos consejos para que seas más feliz, aplicando si cabe los conceptos que nos brinda esta filosofía.


  1. Identificar las metas y objetivos que quieres alcanzar.

  2. Crear un plan detallado para alcanzar esas metas.

  3. Eliminar distracciones y tentaciones que puedan interferir con tu progreso.

  4. Establecer un sistema de recompensas y consecuencias para motivarte.

  5. Practicar la autodisciplina y la fuerza de voluntad en situaciones difíciles.

  6. Evaluar tu progreso regularmente y ajustar tu plan según sea necesario.

Preguntas frecuentes de los usuarios

¿Qué es la akrasia según los estoicos?

Según los estoicos, la akrasia es la falta de autocontrol o la incapacidad de actuar de acuerdo con la razón, a pesar de tener conocimiento de lo correcto. En otras palabras, se refiere a la debilidad de la voluntad que lleva a una persona a actuar en contra de su propio juicio racional. Los estoicos creían que la virtud se encontraba en vivir de acuerdo con la razón y en armonía con la naturaleza, por lo que consideraban que la akrasia era un obstáculo en el camino hacia la sabiduría y la felicidad.

Para los estoicos, la akrasia era vista como un estado de conflicto interno entre la razón y las pasiones, donde las emociones y deseos irracionales podían dominar la voluntad y llevar a acciones impulsivas o contrarias a lo que la persona realmente consideraba correcto. Consideraban que la akrasia era un signo de ignorancia o falta de autodisciplina, ya que aquel que actúa de manera akrática no está en control de sus propias decisiones ni de sus acciones.

Los estoicos abogaban por el autocontrol, la moderación y el dominio de las pasiones como medios para superar la akrasia y alcanzar la virtud. Creían que a través de la práctica de la autodisciplina, la reflexión constante y el cultivo de la virtud, era posible superar la debilidad de la voluntad y vivir de acuerdo con la razón.

¿Cuál es la diferencia entre akrasia y autocontrol?

La akrasia y el autocontrol son conceptos relacionados con la capacidad de controlar los propios impulsos y tomar decisiones racionales. La akrasia se refiere a la falta de autocontrol o la incapacidad de actuar de acuerdo con lo que se considera mejor o correcto. En otras palabras, una persona que experimenta akrasia sabe lo que debería hacer, pero no puede resistir la tentación de actuar de manera contraria.

Por otro lado, el autocontrol se refiere a la capacidad de una persona para regular sus pensamientos, emociones y comportamientos con el fin de alcanzar metas a largo plazo o actuar de acuerdo con sus valores y principios. El autocontrol implica resistir la tentación inmediata en favor de una recompensa futura o un objetivo más importante.

En resumen, la principal diferencia entre la akrasia y el autocontrol radica en la capacidad de una persona para resistir los impulsos inmediatos y actuar de manera coherente con sus objetivos y valores a largo plazo. Mientras que la akrasia se caracteriza por la falta de autocontrol y la incapacidad de actuar de acuerdo con lo que se considera mejor, el autocontrol implica la capacidad de regularse a uno mismo y tomar decisiones conscientes y deliberadas en beneficio propio.

¿Cómo los estoicos abordan la akrasia en su filosofía?

Los estoicos abordan la akrasia, que se refiere a la falta de autocontrol o la incapacidad de actuar de acuerdo con la razón, desde una perspectiva que busca fortalecer la virtud y la sabiduría. Para los estoicos, la akrasia es considerada como un estado de ignorancia o falta de entendimiento sobre lo que es verdaderamente bueno y malo.

Según esta filosofía, la virtud es el único bien y la sabiduría es la capacidad de discernir lo que está en nuestro control y lo que no. Por lo tanto, para combatir la akrasia, los estoicos enfatizan la importancia de la autodisciplina, el autoexamen y el cultivo de la virtud.

Además, los estoicos creen en la necesidad de aceptar lo que no está en nuestro control y enfocarse en lo que sí podemos cambiar, como nuestras acciones y actitudes. De esta manera, buscan fortalecer la voluntad y la capacidad de actuar de acuerdo con la razón, incluso en situaciones de tentación o conflicto interno.

En resumen, los estoicos abordan la akrasia a través del cultivo de la virtud, la sabiduría y la autodisciplina, buscando fortalecer la capacidad de actuar de acuerdo con la razón y enfrentar los desafíos internos con serenidad y determinación.

¿Qué papel juega la razón en la lucha contra la akrasia?

La razón desempeña un papel fundamental en la lucha contra la akrasia, que se refiere a la falta de autocontrol o la incapacidad de actuar de acuerdo con lo que se considera mejor para uno mismo a largo plazo. En este contexto, la razón actúa como una herramienta que nos permite reflexionar sobre nuestras acciones y tomar decisiones informadas y conscientes.

Cuando una persona experimenta akrasia, puede sentir una fuerte inclinación hacia la gratificación instantánea en lugar de seguir un plan o una meta establecida previamente. En estos casos, la razón puede ayudar a recordar los objetivos a largo plazo, evaluar las consecuencias de las acciones inmediatas y tomar decisiones que estén alineadas con los intereses y valores personales.

Además, la razón puede ser utilizada para identificar y abordar las posibles causas subyacentes de la akrasia, como la falta de motivación, la procrastinación o la falta de autoestima. Al reflexionar sobre estas cuestiones, se puede desarrollar una mayor comprensión de uno mismo y encontrar estrategias efectivas para superar la falta de autocontrol.

En resumen, la razón juega un papel crucial en la lucha contra la akrasia al proporcionar un marco racional para la toma de decisiones, ayudar a mantener el enfoque en los objetivos a largo plazo y facilitar la identificación y resolución de los desafíos subyacentes que pueden estar contribuyendo al comportamiento impulsivo.

¿Cómo se puede superar la akrasia según los estoicos?

Según los estoicos, la akrasia, o falta de autocontrol, se puede superar a través de la práctica de la autodisciplina y el cultivo de la virtud. Para los estoicos, la virtud es el único bien verdadero y el camino hacia la felicidad. Por lo tanto, superar la akrasia implica seguir el camino de la virtud y vivir de acuerdo con la razón y la naturaleza.

Una de las estrategias propuestas por los estoicos para superar la akrasia es el ejercicio del autoexamen y la autoevaluación constante. Esto implica reflexionar sobre nuestras acciones y deseos, identificar aquellas que nos alejan de la virtud y trabajar en corregirlas. Además, es importante cultivar la fortaleza y la constancia para resistir las tentaciones y seguir el camino correcto, incluso cuando resulte difícil.

Otro aspecto importante para superar la akrasia según los estoicos es la aceptación de aquello que no podemos controlar. Reconocer nuestras limitaciones y centrar nuestra atención en aquello que sí está en nuestras manos nos ayudará a evitar la frustración y a mantener el foco en lo verdaderamente importante.

En resumen, para los estoicos, superar la akrasia implica cultivar la virtud, practicar la autodisciplina, reflexionar sobre nuestras acciones, cultivar la fortaleza y la constancia, y aceptar aquello que no podemos controlar.

¿Cuáles son las causas comunes de la akrasia según los estoicos?

Según los estoicos, la akrasia, o falta de autocontrol, puede tener diversas causas comunes que afectan la capacidad de una persona para actuar de acuerdo con su razón y su virtud. Una de las principales causas es la ignorancia, ya que se cree que muchas veces las personas actúan de manera inapropiada debido a una falta de conocimiento sobre lo que realmente es bueno o malo para ellas. Además, la influencia de las pasiones y emociones fuertes también puede llevar a la akrasia, ya que estas pueden nublar el juicio racional y llevar a decisiones impulsivas o irracionales.

Otra causa importante es la falta de entrenamiento y práctica en el autocontrol, ya que los estoicos creían que la virtud y el autocontrol son habilidades que se deben cultivar y desarrollar a lo largo del tiempo. La falta de disciplina y la indulgencia excesiva en placeres o deseos también pueden ser factores que contribuyen a la akrasia, ya que debilitan la voluntad y la capacidad de resistir las tentaciones.

En resumen, las causas comunes de la akrasia según los estoicos incluyen la ignorancia, la influencia de las pasiones y emociones, la falta de entrenamiento en autocontrol, la falta de disciplina y la indulgencia excesiva en placeres. Estos factores pueden dificultar la capacidad de una persona para actuar de acuerdo con su razón y su virtud, y son considerados obstáculos para alcanzar la sabiduría y la felicidad según la filosofía estoica.

¿Cómo afecta la akrasia a nuestra capacidad de vivir una vida virtuosa?

La akrasia es la falta de autocontrol o la incapacidad de actuar de acuerdo con lo que se considera correcto o ético. En el contexto de vivir una vida virtuosa, la akrasia puede tener un impacto significativo en nuestra capacidad de alcanzar ese objetivo.

Para vivir una vida virtuosa, es necesario actuar de acuerdo con ciertos principios éticos y morales, y la akrasia puede llevarnos a actuar de manera contraria a estos principios. Cuando no podemos controlar nuestros impulsos o deseos inmediatos, es más probable que tomemos decisiones que no estén en línea con nuestros valores más profundos.

La akrasia puede llevarnos a ceder ante la tentación, a actuar de manera egoísta o a evitar responsabilidades importantes. Esto puede socavar nuestra integridad moral y dificultar la construcción de hábitos virtuosos. Además, la falta de autocontrol puede llevar a sentimientos de culpa, arrepentimiento y autoestima baja, lo que a su vez puede afectar nuestra capacidad para vivir de manera virtuosa.

Para superar la akrasia y vivir una vida virtuosa, es importante desarrollar habilidades de autocontrol, autoconciencia y autodisciplina. Esto puede implicar establecer metas claras, practicar la autorreflexión, cultivar hábitos saludables y buscar apoyo de otras personas. Al fortalecer nuestra capacidad de resistir la tentación y actuar de acuerdo con nuestros valores, podemos avanzar hacia una vida más virtuosa y satisfactoria.

¿Qué consejos prácticos dan los estoicos para combatir la akrasia en la vida diaria?

Los estoicos ofrecen varios consejos prácticos para combatir la akrasia en la vida diaria, es decir, la falta de voluntad para hacer lo que se sabe que es correcto. Uno de los principales consejos es practicar la autodisciplina y el autocontrol, aprendiendo a dominar las propias emociones y deseos. Para ello, es importante cultivar la virtud de la fortaleza, que implica resistir las tentaciones y mantener el enfoque en lo que es verdaderamente importante.

Otro consejo es vivir de acuerdo con la naturaleza y aceptar que hay cosas que no podemos controlar. En lugar de preocuparse por lo que está fuera de nuestro alcance, los estoicos sugieren concentrarse en lo que sí podemos controlar: nuestras acciones y actitudes. Esto implica centrarse en el presente y en cómo podemos actuar de manera virtuosa en cada momento, en lugar de lamentarse por el pasado o preocuparse por el futuro.

Además, los estoicos recomiendan practicar la atención plena y la reflexión constante sobre nuestras acciones y motivaciones. Esto nos ayuda a tomar decisiones conscientes y a alinear nuestras acciones con nuestros valores y principios. También es útil recordar que la felicidad y la virtud van de la mano, y que perseguir el bienestar a través de la virtud es el camino hacia una vida plena y significativa.

¿Qué ejemplos de akrasia se pueden encontrar en la literatura estoica?

Uno de los ejemplos más conocidos de akrasia en la literatura estoica se encuentra en la obra "Enquiridión" de Epicteto. En este texto, Epicteto describe a un hombre que sabe que fumar es perjudicial para la salud, pero sigue haciéndolo a pesar de ello. Este comportamiento contradice la idea estoica de vivir de acuerdo con la razón y la virtud, ya que el hombre está actuando en contra de su propio conocimiento y juicio.

Otro ejemplo se puede encontrar en las "Meditaciones" de Marco Aurelio, donde el emperador romano reflexiona sobre la dificultad de controlar las pasiones y deseos humanos. Marco Aurelio reconoce que a menudo se deja llevar por sus impulsos y emociones, a pesar de saber que no es lo correcto desde una perspectiva estoica. Esta lucha interna entre la razón y las pasiones es un tema recurrente en la filosofía estoica y se refleja en muchos de los escritos de los filósofos de esta escuela.

En resumen, la literatura estoica ofrece varios ejemplos de akrasia, mostrando cómo incluso aquellos que buscan vivir de acuerdo con la virtud y la razón pueden enfrentarse a la debilidad de la voluntad y caer en comportamientos contrarios a sus propias convicciones.

¿Qué enseñanzas de los estoicos pueden aplicarse para evitar la akrasia en la vida cotidiana?

Los estoicos ofrecen varias enseñanzas que pueden ser de utilidad para evitar la akrasia en la vida cotidiana. Una de las principales ideas de los estoicos es la importancia de vivir de acuerdo con la razón y la virtud, en lugar de dejarse llevar por las pasiones y los impulsos momentáneos. Para evitar la akrasia, es fundamental cultivar la autodisciplina y la autocontrol, lo cual implica aprender a dominar nuestras emociones y deseos para actuar de manera racional y acorde con nuestros principios y valores.

Otro concepto clave de los estoicos es la aceptación de aquello que no podemos cambiar y el enfoque en lo que sí está en nuestras manos modificar. Al aplicar esta enseñanza, podemos evitar la akrasia al dejar de lado preocupaciones innecesarias y enfocarnos en tomar acciones concretas para alcanzar nuestros objetivos, en lugar de dejarnos llevar por la indecisión o la procrastinación.

Además, los estoicos promueven la práctica de la atención plena y la reflexión constante sobre nuestras acciones y pensamientos. Al estar conscientes de nuestras elecciones y actitudes, podemos identificar las causas de la akrasia y trabajar en superarlas, desarrollando así una mayor coherencia entre lo que pensamos, sentimos y hacemos en nuestra vida diaria.